La Historia de los Casinos Online – Desdé una Website a una Industria de $35 Billiones

Han pasado más de 20 años desde que la primera jurisdicción legalizó las apuestas online y el primer casino online se puso en marcha, haciendole camino a una gran industria internacional. La historia hasta ahora abarca dos décadas y es oportuno decir que mucho más está por venir.



La industria de casinos online ha demostrado ser una de las industrias de más rápido crecimiento durante las últimas décadas y lo que una vez fué una simple website lanzada fuera del Caribe se ha convertido en una grande industria internacional valorada en $35 billones. No hace falta decir que hubo algunos obstáculos en el camino y que apenas éste está empezando a tomar forma ya que se espera que los números aumenten mucho más durante los siguientes años.

En general, la historia de los juegos de azar y casinos online no es demasiado larga ya que fué hace un poco más de 20 años que la primera website fué oficialmente lanzada.

El Comienzo de la Industria

En 1994 el primer paso fué dado para comenzar lo que llegaría a ser más tarde una industria multimillonaria. La nación Caribeña de Antigua y Barbuda fue la primera jurisdicción en el mundo en hacer esto realidad, al aprobar la ley de libre comercio y zona de procesamiento que permitiría a las organizaciones a aplicar por licencias y lanzar sitios web con juegos de casino con dinero real.

Pareciera que todo fué muy fácil pero si las regulaciones ahora pueden tardar hasta años antes de que lleguemos a ver resultados reales disponibles en línea, en aquel entonces las cosas no eran tan diferentes. Mientras que los casinos online eran legales para los operadores con licencia en Antigua y Barbuda, el problema era que la industria apenas estaba comenzando y no habían establecido empresas para sacar el máximo provecho de esta oportunidad. Microgaming entró en escena como el primer creador de software en la industria del iGaming (juego online) y comenzó creando juegos de casino que podían ser ofrecidos en la internet a una gran variedad de jugadores.

Otro problema que tuvo que ser solucionado para que los juegos de azar en línea se convirtieran en una realidad fué la seguridad de internet. La garantía de que todos los jugadores pudieran disfrutar de un ambiente seguro y que toda su información personal compartida con el casino permanecerían segura fue proporcionada por Cryptologic, una nueva empresa que siguió a Microgaming después de poco tiempo y se centró en los protocolos de cifrado.

Con el software listo para iniciar y la seguridad en línea garantizada por una empresa confiable, los primeros casinos online estaban listos para abrir sus puertas virtuales al público a finales de 1996. La distinción de ofrecer los primeros juegos de casino con dinero real en Internet y teniendo la primera apuesta de dinero en la industria se atribuye a Intercasino, que inició con una oferta total de 18 títulos, así como el acceso a la Lotería Nacional Indio.

Tanto Microgaming como Cryptologic se establecieron como empresas líderes en sus respectivos campos y continuaron expandiéndose con el fin de ayudar al crecimiento de la industria.

Después de que se rompió el hielo, las cosas comenzaron a crecer a un ritmo muy rápido y cada vez más jugadores optaron por disfrutar de sus juegos favoritos en Internet mediante la descarga del software en sus ordenadores personales. La Comisión de Juego de Kahnawake comenzó a ofrecer licencias y a regular los casinos online, esta también jugó un papel importante en el crecimiento temprano de la industria iGaming y sólo un par de años más tarde, estaba claro que los casinos online estaban aquí para quedarse.

Como nota importante, el crecimiento temprano de los casinos online fué influenciado en gran parte por la mejora de la tecnología en ese momento, lo que significaba que más personas tenían acceso a Internet y tenían la libertad de revisar sus opciones favoritas en un entorno seguro. Con la demanda única creciendo de año en año, la presión estaba sobre los operadores y elaboradores para ofrecer y entregar nuevos productos.

La Primera Tragamonedas Progresiva online

Con Microgaming permaneciendo como el mayor creador de software para casinos online, nuevos juegos fueron lanzados con bastante frecuencia y llamó mucho la atención cuando Cash Splash se puso en marcha. Esta fue la primera máquina tragamonedas progresiva en la Internet y contaba con un premio mayor que aumentaba con cada apuesta realizada por los jugadores.

La promesa de grandes premios por una apuesta pequeña sólo hacia que los clientes se sintieran aún más emocionado por jugar en línea. No pasó mucho para que el Cash Splash jackpot alcanzara una cifra impresionante y sólo tomaba un poco de suerte para ganar todo el premio, lo cual hizo que se crearan diversos titulares de jugadores de tragamonedas ganando en grande. Lo que lo hacía aún mejor era el hecho de que cualquiera podría haber ganado y esto fue hecho por los jugadores desde la comodidad de sus propios hogares.

Los informes mostraban que los ingresos procedentes de los juegos de azar en línea en 1998 eran más de $830 millones de dólares y que habían más de 700 sitios web funcionando, en comparación a sólo 15 en 1996.

La primera sala de poker online

Tras el éxito de los juegos de casino online, poker en línea entró a finales de 1998 con el lanzamiento de PlanetPoker, la primera sala de juego en Internet. Muy parecido a cómo funcionan los casinos, la sala de poker en línea permitiría a los jugadores tomar un asiento en las mesas y jugar con dinero real, mientras se paga una cuota conocida como un rake para la casa.

Reglamentos y oposición

Con los juegos de azar en línea, ahora bastantes en la industria, atrajo un poco de oposición y los gobiernos comenzarón a poner mucha más atención, buscando la manera de regular y colocarles impuestos correctamente o prohibir por completo. En los Estados Unidos, el senador John Kyl fue uno de los grandes políticos que se oponían a los juegos de azar en línea en el país e introdujo la ley de prohibición de apuestas en interent en 1998.

Aunque el proyecto de ley no llegó tan lejos la primera vez, fue suficiente para mostrar signos de oposición en el mayor mercado para los juegos de azar en línea en el mundo. Kyl regresó en 1999 con un proyecto de ley enmendado, que también se encargó de prohibir los juegos de azar en Internet, pero este tampoco logró convertirse en ley. El senador cabildeó nuevos proyectos de ley para los próximos 6 años.

Cuando el año 2000 llegó, los casinos en línea estaban generando más de $ 2.2 billones en ingresos y dos tercios de los jugadores eran de los EE.UU.

El Gobierno Federal de Australia fue el primer gran mercado en aprobar una nueva ley que prohibiría a los casinos online sin licencia de aceptar jugadores australianos. El proyecto de ley también tuvo una mención que decía que todos los casinos que hubieran aceptado clientes de Australia antes de mayo del 2000 serían prohibidos en el país.

Crecimiento Global

El éxito encontrado en los Estados Unidos determinó un crecimiento por encima del océano, así como los territorios del Reino Unido, como la Isla de Man, Gibraltar y Alderney los cuales comenzaron a ofrecer licencias para casinos online. A finales del 2001, hay 8 millones de jugadores registrados en línea de todo el mundo y más lanzamientos de sitios webs para satisfacer la demanda.

Cassava Enterprises lanza 888.com en 2003, el nombre con base a los números de la suerte de la cultura china. La página web llegó a ser uno de los mayores operadores en el negocio, que ofrece juegos de casino, poker, apuestas deportivas y más.

Se consideró que el 2005 fué cuando la industria de las apuestas en línea alcanzó la cima. Varias empresas grandes registraron las ofertas públicas iniciales y éstos incluyen PartyGaming y Playtech.

Más obstáculos y Reglamentos

Si bien la Ley de apuestas del Reino Unido hace que el país tenga la legislación de juego más liberal de Europa en el año 2005, las cosas cambiarían drásticamente en los Estados Unidos.

En 2006, la Ley de Ilegalidad de Apuestas en Internet, conocida como UIGEA, es aprobada en los EE.UU. Aunque el proyecto de ley es muy ambiguo, éste hace que las apuestas en línea sean mucho más difíciles ya que se impide que las empresas de tarjetas de crédito y los bancos realicen transacciones financieras que estén relacionadas con los juegos de azar en Internet. Un buen número de operadores internacionales deciden abandonar el mercado estadounidense con el fin de evitar más problemas con el Gobierno Federal.

A pesar de este golpe al mercado más grande del mundo, H2 Gambling Capital publica informes en 2008, que estiman el nivel mundial de la industria de apuestas en línea teniendo ingresos de $ 21 biillones.

Dos años más tarde, en 2010, más de 860 casinos online están registrados y disponibles en Internet. En el mismo año, dos de los más grandes operadores decidieron fusionarse y PartyGaming y Bwin se dan la mano por $ 3.3 billones, conviertiendola en la empresa más grande en el sector de los juegos de azar.

En abril del 2011, el gobierno de Estados Unidos toma medidas drásticas contra los operadores que han violado la UIGEA y cierra las tres principales salas de poker que todavía funcionaban en el país. PokerStars, Full Tilt Poker y Cereus son acusados de lavado de dinero y de fraude en línea en un día que pasará a la historia como el "Viernes Negro". Aunque el movimiento sólo se centró en sitios de poker, éste fue un gran golpe para la industria de los juegos de azar en línea en general.

La mejora de la tecnología

El mejoramiento de la tecnología hizo que la industria del juego en línea también creciera . Muchos jugadores optaron por el juego móvil y los juegos ofrecidos en línea mejoraron, llegaron a ser más grandes y más entretenidos. En 2011, un estudiante de Noruega hace un récord de jackpot progresivo en la tragamonedas Net Entertainment's Mega Fortuna de € 11,7 millones de euros.

La tendencia tecnológica continúa durante varios años y el auge de juego móvil tiene lugar en 2013, con informes que mostaron que $10 billones se apostaron a través de dispositivos móviles en doce meses. Los juegos de azar sociales entran en la misma onda de los juegos de casino en cuentas de redes sociales, formando una quinta parte de toda la industria de los juegos sociales, estimado en $ 8 billones.

La Reconstrucción en los Estados Unidos

En 2013, la Ley de cable sobre el cual se basó UIGEA es interpretada y la prohibición federal de los juegos de azar en línea es levantada en los EE.UU., dando a cada estado la libertad para continuar y legalizar el póquer y juegos de casino en línea dentro de sus fronteras. Nevada es el primero en iniciciar con el poker en línea, mientras que Delaware y Nueva Jersey lo hacen a fin de año, además de añadir juegos de casino a sus reglamentos.

Nueva Jersey se convierte rápidamente en el mayor centro de juego en línea en el país y muestra grandes resultados en los primeros meses. Varios operadores europeos establecidos alcanzan asociaciones con dueños de los casinos terrestres en Atlantic City con el fin de ofrecer un producto en línea en Nueva Jersey.

Otros estados miran hacia la legalización del poker en línea, aunque ninguno lo hace sino a finales de 2014.

Ahora, hay 85 países con los juegos de azar en línea legalizados y contribuyen a una industria de $ 35 billones.

Lo que nos depara el futuro aún está por verse, pero si la historia de los juegos de azar en línea hasta ahora es una muestra, entonces es seguro decir que va a seguir creciendo y llegar a ser aún más grande, mientras que las legislaturas de todo el mundo mantengan todo bajo control.